viernes, 30 de diciembre de 2011

25-26-27

Genteeeeeeeee, como están?... Cómo la pasaron en navidades?

Por mi parte yo la pasé muy bien. Como les comentaba en la entrada anterior, el 24 la pasamos en casa de la familia de Christoph, y comimos muchísimo, y a mi me dieron muchos regalos...! Ni se imaginan todo lo que comí mis queridos lectores... TANTO TANTÍSIMO, como nunca en mi vida. Pero bueno, les resumo un poco que fue lo que hicimos los días siguientes, porque ellos como buenos alemanes tienen un cronograma de actividades y yo que nunca pensé en salir de casa en navidad.

El 24 en la noche, luego de la última entrada, yo estaba tan cansada que prácticamente caí como un tronco en la cama, porque se imaginarán, que luego del viaje en tren y la super cena, yo ya no daba para más.

El 25 nos paramos como a eso de las 11 (tan madrugadores nosotros), para ir a almorzar con los abuelos de Christoph (los padres de la mamá). Ellos todos los años organizan un almuerzo en algún restaurant de la región, y este era muy bonito, muy típico alemán. Los abuelos son demasiado cuchis, la abuela habla muchísimo y de todo, me daba risa cuando le decía a un primito de Christoph que tiene 14 años, qué como es posible que tenga novia??, o a Christoph que le dice: "tienes 27 años y todavía estas soltero"... jajajaja que risa la señora.

De verdad que la familia fue muy amable siempre, me preguntaban muchas cosas, sobretodo el papá de Christoph, el ha vivido casi toda su vida en el bosque, y para el muchas cosas al igual que para mí, son nuevas o desconocidas, el se asombró de ver que yo DISQUE hablo tantos idiomas. Además me preguntaba cosas únicas de verdad, por ejemplo, cómo eran los árboles en Venezuela? eran grandes? qué hacemos en navidad? qué hora es en Venezuela? qué tan grande es Venezuela? Y muchas cosas así... Ah! y obvio qué era más bonito Venezuela o Alemania?, y aquí tuve que responder con un DEPENDE, para quedar bien ya saben. Lo más cómico era cuando le repetía a los demás: "ustedes saben que en Venezuela esto y aquello, VERDAD PAOLA??".


Luego del almuerzo fuimos a casa de la abuela de Christoph, la típica casa de abuelos con muchísimas cosas y que a mí ME ENCANTAN, porque no me canso de mirar cosas (llámenme averiguadora si quieren). Christoph nada mas que decía paso a paso lo que sucedería, porque es algo que hacen exactamente cada año desde que recuerda... "Y ahora vamos a tomar café, comer torta y hablar de cualquier cosa". Y así fue, pero ya nosotros veníamos FULL del restaurant, y la pregunta era "dónde vamos a guardar esa comida?", y la abuela me decía siempre que yo estaba flaca, que me tenía que comer otro pedazo, y me la servía, y yo casi que escondiendome la comida detrás de las orejas, pero no estaba mala, estaba muy buena de hecho.

Después sirvieron una ensalada de salchichas, y como 2mil tipos de jamones y embutidos y esas cosas típicas de esta región. Pero bueno eso si me gusta mucho y le entré con todo. Ya después no hubo más comida y nos fuimos a la granja como a eso de las 7:30pm, y yo me quedé dormida de una vez... Comer es una gran actividad física, en serio.

El 26, nos esperaba la gran actividad misteriosa que siempre preparan para ese día los tíos, y nadie dice nada hasta que llegan al sitio. Esta vez íbamos a Konstanz, es una ciudad completamente al sur de Alemania, de hecho es frontera con Suiza, y tiene el lago más grande de Alemania (de Kontanz) que comparte con Suiza y Austria sino me equivoco. La ciudad es HERMOSA, me encantó de verdad, debo regresar por más días, es la típica ciudad puerto, no sé, sus estructuras o algo así, me recordó a todas esas ciudades que están a orillas de algo, como Hamburgo, Helsinki y hasta Maracaibo!!!, pero claro en distintas escalas todas ellas, y tonalidades muy diferentes.

Una pantalla que indica el estado del tiempo... DAME RAZÓN!

A qué no adivinan que hicimos ahí????... Claro, COMIMOS, en un restaurant increíble, mi favorito de todos, de todos los que he ido en mi vida!!! Se llama Haffenhalle. Tenía una banda de jazz de fondo y habían muchísisisisimos viejitos como de la época de los 50-60's (que es mi época favorita aunque no la viví). Yo sí que moví esos pies y hombros con esa música (por debajito de la mesa claro)... El ritmo me llama, definitivamente soy latina.

Yo soy una mega fan de los libros de Agatha Christie, que para los que no saben, son de misterio, y crímenes y esas cosas, he leído muchísimos, pero también he visto desde que me vine, la serie de tv, que salió como en los 80-90's por ahí, pero está ambientada en la época de los libros, y tienen un actor GENIAL que interpreta al detective belga, y siempre es todo así elegante, y los salones con esa música del restaurant, por eso creo que fue que me gustó TANTÍSIMO.


Konstanz
Ando fuera de foco, hablabamos, de la sorpresa del 26... Fuimos a Sea Life, o sea como un zoológico marino. Demasiado genial, con peces, pulpos, estrellas de mar, mantarayas, tortugas gigantes, y tiburones. De verdad, que fue super interesante, y las tortugas se han robado mi corazón. Aunque los tiburones siempre tienen cara de serios y me gustan también. Ah! y las mantarayas siempre con carita feliz por debajo... Les dejo unas foticos para que vean.







El 27 que era el último día con su familia, decidimos darle una vuelta a la granja. La granja pertenece a la familia de su padre desde 1845, y desde entonces la han heredado siempre. Es demasiado genial como ellos viven, es super artesanal y como yo creo todos deberíamos vivir. Ellos como les dije antes, venden la carne de las vacas y la madera de su bosque para mantenerse, pero además alquilan los cuartos de la casa, y en verano siempre está lleno. De hecho la granja aparece en todos los mapas de la ciudad, debe ser por lo antigua.




Ellos usan su leña para la calefacción, y además los huevos que ponen las gallinas todos los días se los comen bien sea para el desayuno u otra comida. Tienen un estanque con peces, y todos los viernes (cuando no está congelado) atrapan unos cuantos y los hacen para el almuerzo, y así, tienen mil y una maneras para subsistir de lo que allí producen. Que manera tan genial de vivir no?, todo fresco, sin químicos, y natural. Y así como ellos viven la mayoría de las personas que habitan el bosque negro (o disque selva como la llaman aquí) o las zonas aledañas.



Yo la pasé genial, y ójala que Christoph vuelva pronto, para que me lleve de nuevo!!! Quiero una granja!!! Tengo que empezar a ahorrar...!!!



1 comentario:

  1. navidad en alemania versus navidad en lagunillas ¿ Cuál prefieres? JAJAJA

    ResponderEliminar